Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 noviembre 2009

Ser sincero ante todo

La Sinceridad es una virtud de la cual todo ser humano debe sentirse plenamente orgulloso. Yo particularmente me considero una persona muy sincera, y hago de esta virtud un uso muy común. Para mi la sinceridad es la mejor de las virtudes, es como un tesoro que cada uno de nosotros tiene guardado en sus corazones, pero que lamentablemente, pocos, muy pocos, sabemos utilizar.

Normalmente, cuando conozco a una persona y comienzo una relación con ella, independientemente, sea cual sea, dicha relación, al inicio de nuestras conversaciones, uno de los puntos que hago mención es la sinceridad, no mentir, ser transparente. En principio, me responden: “Eso esta muy bien, porque yo también me considero una persona sincera y no me gusta que me hablen mentiras, antes que una mentira, prefiero la verdad, aunque duela.”

Y es cuando yo, conociéndome, le expreso lo siguiente: “Espero que mantengas tú posición al respecto, porque cuando siento las cosas, las digo como son, sin reparar en que te vas a sentir mal o no, porque la verdad es la verdad, por encima de cualquier cosa.”

Ahora bien, ¿Dónde está el punto medular de esta virtud?, y en esto le doy la razón al dicho que reza, y que no menos cierto, tiene mucho de real: “No importa lo que digas sino como lo digas”. Y aún cuando analizar lo que nos indica este dicho, no es el tema central de este escrito, vale destacar que lo mejor de todo es, ser sincero y decir la verdad siempre, aunque moleste.

Yo he tenido unos cuantos inconvenientes, por no decir muchos, con varias personas, por ser sincero, porque como dice un populoso refrán: “No es lo mismo llamar al diablo que verlo llegar.”  La mayoría de personas, te piden, te agradecen, te exigen y hasta te reclaman, por no ser sinceros con ellos, pero ¿qué pasa?, son muy pocas las personas, que no aceptan la verdad cuando se la expresas, cuando le dices las cosas como son, cuando eres transparente con ellas, cuando por ser sincero con ellas, se ofenden. Esto sucede casi siempre con las relaciones de amistad. Por esa razón, yo tengo muchos conocidos y muy pocos amigos, a los cuales los puedo contar con los dedos de una sola mano, y me sobran dedos.

Los que me conocen, saben que soy una persona de carácter fuerte, y que digo las cosas como son, ¿Qué en muchos casos quizás no me detengo a pensar como se va a sentir el otro cuando me expreso?, es cierto, no lo niego, es una conducta que debo mejorar, pero de ahí, a dejar de ser yo, para que otros se sientan bien. ¡Lo siento!, porque prefiero seguir siendo sincero, aunque eso me cueste perder supuestas amistades y conocidos. Nunca amigos. Porque los verdaderos amigos te aceptan como eres, y también, por supuesto, te dicen las cosas como son, o sea, son sinceros contigo, y nada pasa, al contrario, cada vez que asumen su posición de amigos y te dicen las cosas tal como son, a partir de ese día, aunque te molestes, porque a casi nadie le gusta que le digan la verdad de las cosas, cuando te das cuenta de que tienen la razón, los quieres más, los valoras más.

Ser sincero es difícil, muy difícil, sobretodo en una sociedad como la nuestra, en donde cada quien piensa para sí, no le importas a nadie, (aparte de los verdaderos amigos), con sus acciones te hacen tomar malas decisiones, te llevan por el camino incorrecto, te dan “palmadas” en los hombros y te dicen: “No te preocupes, que yo estoy contigo”. Pero del dicho al hecho hay mucho trecho, son muy pocos, los que al momento de la verdad te demuestran esa sinceridad de las que se ufanan en pregonar. Es por esa razón que te sugiero, que hagas una introspección de ti, y que te preguntes. ¿Estoy yo siendo sincero con los que me rodean?

Nota: Lo aquí escrito, no va dirigido a nadie en específico, pero si le sirve el sombrero, pues simplemente. ¡Póngaselo!.   

Anuncios

Read Full Post »

Dice un populoso refrán dominicano: ” Que para buen entendedor pocas palabras bastan.”

Ayer le hicieron una entrevista a Celso Marranzini, Vicepresidente de la CDEEE (Corporación Dominicana de Empresas Estatales), en el programa Pulso Matinal, que se transmite a través de Zol 106.5 F.M., en referencia a críticas que en dos ocaciones le ha hecho el Presidente del Senado de la República, el Sr. Reinaldo Pared Pérez, quien alega que luego de que Celso llegó a la CDEEE los apagones se han incrementado, y esto fue lo que le respondió el Sr. Marranzini al Sr. Pared Pérez

“Ante el señalamiento de si Pared podría estar molesto con él porque canceló miembros de la base del Partido de la Liberación Dominicana que trabajaban en la empresa estatal,  Marranzini dijo que los votos del resto de los dominicanos son más que los de aquellos que fueron cancelados para poder ofrecer un mejor servicio energético.

Más claro de ahí!!!… ni el agua.

Fuente: Listín Diario

Read Full Post »

De mi cuñada Rosa Otero para mi

Cuando me siento frente a mi computador, regularmente siento la sensación de escribir algunas cosas que me pasan o que he vivido, en este, mi rincon personal, pero sobretodo, cuando externo lo que llevo por dentro, lo hago con la intención de compartirlo con todos ustedes.

Hoy, fruto de un escrito que hice para todos ustedes de una experiencia vivida, surgió un comentario de una persona que aun cuando está recien llegada a mi vida, ya es parte de mi familia, y por supuesto muy especial para mi, porque basta con que sea la novia de mi primo hermano Roberto, quien para mi, más que un primo, es mi hermano.

Rosa, la cuña, se esmeró y compartió conmigo su pensar, y me dejó saber uno que otros recuerdos de su infancia, haciendo referencia a lo que escribí de mis historias vividas en mis años de colegio, y dentro de ese comentario, mi estimada cuña, me dejó plasmado un escrito que hoy quiero compartirlo con ustedes.

He aquí lo que mi cuñada Rosa Otero escribió para mi.

¨Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.
Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, más otras apenas vemos entre un paso y otro.
A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.
Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos.
El primero que nace del brote es nuestro amigo “papá” y nuestra amiga “mamá”, nos muestra lo que es la vida. Después vienen los amigos hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.
Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien. Más el destino nos presenta a otros amigos, los cuales no sabíamos que iban a cruzarse por nuestro camino.
A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón. Son sinceros, son verdaderos. Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz. Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón y entonces es llamado un amigo enamorado. Ése da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies.
Más también hay aquellos amigos por un tiempo, tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas; ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca.
Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes, aquellos que están en la punta de las ramas y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre hoja y hoja.
El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen muchas estaciones. Pero lo que nos hace más felices es que las que cayeron continúan cerca, alimentando nuestra raíz con recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.
Te deseo, hoja de mi árbol, amor, paz, salud, suerte y prosperidad
Hoy y siempre… simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejaran nada. Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.¨

 Gracias!!! mi cuña, por compartir conmigo lo que siente y gracias por darme la oportunidad de pertenecer a su arbol de amistades.
 
Espero que se anime a abrir su propio Blog.
 
Un abrazo!!! 

Read Full Post »

¿Dónde están esos amigos?

¿Dónde están esos amigos?, así reza el título de una canción en ritmo de bachata, refiriéndose a los “amigos” que nos acompañan cuando nuestra situación económica es holgada, tan holgada que nos sobra dinero para darle de comer y beber a esos “amigos”, que nos brindan su “amistad”, “incondicionalmente”. Pero en este caso, no me refiero a esos amigos, más bien me refiero a aquellos verdaderos amigos de nuestra infancia, aquellos con los que compartimos nuestros mejores años de nuestras vidas, años de colegio sobretodo.

Hoy, y no es la primera vez, me ha llegado esa pregunta de nuevo a mi cabeza, y todas las veces que eso me pasa, siempre recuerdo a una niña, compañera de estudios de la primaria, de cuando yo estudiaba en uno de los tantos colegios que estudié, que conste, no estudié en muchos colegios o escuelas, por ser un mal estudiante, sino, por la condición económica de mi viejo, que buscando la economía para sus bolsillos, siempre me cambiaba de colegio.

A esa niña la conocí en la escuela Madre Josefa Erickson, que funciona vespertinamente en la misma edificación de uno de los colegios más caros de esta ciudad, por lo menos en ese entonces era uno de los más caros, porque ahora hay otros mucho más caros, al colegio que hago referencia es al Colegio San José. En la mañana, funciona como dicho colegio, y en la tarde funciona como la escuela en la que estudié unos cuantos años de la primaria.

Recuerdo que cuando yo estaba en esa escuela, la mensualidad era como honorífica, jejejeje, porque eran RD$10.00 pesos oro, de los que tenían la cara de Francisco Del Rosario Sánchez, en la parte frontal, eran de papel, de color verde, y recuerdo que no fue ni uno, ni dos, los meses, en los que le mandaban recordatorios a mi papá para que pagara esos chelitos, jejejejejeje. Hay Dios!!! que años aquellos.

Pero nada, volviendo al tema principal de este post, esa niña llevaba por nombre, Elizabeth, yo recuerdo que ella vivía en la calle camino real de esta ciudad, en una casa rosada, frente al puente de la guinea, donde hoy funciona un negocio de vender pizzas y picaderas, el negocio se llama, pizza ray, los que son de aqui, saben a la casa que me refiero, los que no, cuando vengan a puerto plata, me contactan para llevarlos, jejejejeje. Y esa niña tenia su labio inferior bien pronunciado, y recuerdo que por esa razón, le llamabamos “bembe e’ chuleta” y esa muchacha cogía una cuerda, y nos daba con la mochila, pero aparte de eso, y a pesar de todo, era una muy buena compañera.

Desde que salí de esa escuela a la fecha, jamás la he vuelto a ver ni a saber nada de ella, y le estoy hablando, por allá, al final de los años 80.

Recuerdo otros muchos compañeros de esa escuela y de ese curso, a quienes aún los veo en las calles de nuestra ciudad, pero a otros, como a Elizabeth, jamás los he vuelto a ver. Y no se imaginan ustedes la nostalgia que siento cuando pienso en esos años.

Algunos de los que recuerdo y que tengo noticias de ellos son: Varones, Julio César (El Bubo), Alberto (Nani), Ricardo (Cabeza de Bateria, hermano de Nani), Alexandro (Bubula), Ramón (Ojo e’ gato),  estos 4 primeros, eran los jefes del curso, los que hacían el desorden y luego culpaban a los otros, incluyendome, Francisco (El enano del curso), a Francisco había que sentarlo alante, porque era el más chiquito del grupo, y no veía la pizarra, y hay de aquel que se sentara en esa butaca, porque era un pleito seeeguro!!!.

De las hembras recuerdo a: Yumina, el amor eterno de Ramón, Noelia el amor eterno de Bubo, a Reyna, esa era retardada, jejejeje, a Josefa (Fefita La Grande), hay, hay, hay….ahí era que se paraban las aguas, esa era más loca que un reloj de a peso, y a Elizabeth, la “bembe e’ chuleta”.

Eramos muchos, pero lamentablemente no los recuerdo a todos. Ese fue mi sexto curso de primaria.

Tambien recuerdo a Cristina, que aunque no estaba con nosotros en el curso, la recuerdo con mucho cariño, porque fue el primer amor de mi vida, pero entre las tripas, porque nunca, nunca, me atreví a decirle nada, recuerdo que cuando la veía en recreo me ponía nervioso, y las palabras no me salían, no encontraba sitio cuando iba a pasar por donde yo estaba, y cuando me saludaba o me hablaba, ahí era que la cosa era grande, me temblaban las piernas, y no sabía donde meter la cara, jejejejejejejeje. Qué años aquellos!!!.

Hoy me pregunto: ¿Dónde están esos amigos?

Dios!!! cuanta nostalgia y cuantos buenos y lindos recuerdos.

Read Full Post »