Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 marzo 2009

Hoy te necesito más que nunca, hoy me encuentro solo entre estas cuatro y angostas paredes de carton, hoy siento tu ausencia como la respiración que le brinda el ventilador a un moribundo con cáncer en los pulmones, hoy mi soledad es dolorasa, hoy te pienso y no sé como sacarte de mi cabeza.

Llamarte no es necesario, porque donde quiera que estés, sabes que te necesito, hoy mi existencia está acéfala, porque hoy tu no estas aquí.

Me duele saber que no puedo tenerte, que estas cerca de mi, pero que nunca, nunca podré tenerte.

Mi respiración es agitada, las pulsaciones de mi corazón son cada segundo más lentas, eres mi otro yo, y lo sabes, pero no puedo tenerte. Te necesito.

Jamás pensé que podrías hacerme tanta falta, pensé que lo había superado, pero creo que nunca podré hacerlo, siempre estarás en cada uno de mis recuerdos, tu sonrisa es imborrable de mi mente, de mi imaginación, es la más la sincera que he recibido, después de aquella que me regala cada mañana, la personita, que para mi es la más importante, mi hija Daniela.

Hoy no estas aquí, ¿por qué?…¿Por qué no estas aquí?

Si te necesito, si creo que no nacimos para morir sin ser amados y sin que podamos recibir la oportunidad de transmitir lo que sentimos, sin dañar a terceros.

Te necesito……

Read Full Post »

Para compartir

Esta lectura no necesita introducción.

martes 17 de marzo de 2009

EL VIOLINISTA EN EL METRO

Un hombre se sentó en una estación del metro en Washington y comenzó a
 tocar el violín, en una fría mañana de enero. Durante los siguientes 45
 minutos, interpretó seis obras de Bach. Durante el mismo tiempo, se
 calcula que pasaron por esa estación algo más de mil personas, casi todas
 camino a sus trabajos.
 Transcurrieron tres minutos hasta que alguien se detuvo ante el músico.
 Un hombre de mediana edad alteró por un segundo su paso y advirtió que
 había una persona tocando música.
 Un minuto más tarde, el violinista recibió su primera donación: una mujer
 arrojó un dólar en la lata y continuó su marcha.
 Algunos minutos más tarde, alguien se apoyó contra la pared a escuchar,
 pero enseguida miró su reloj y retomó su camino.
 Quien más atención prestó fue un niño de 3 años. Su madre tiraba del
 brazo, apurada, pero el niño se plantó ante el músico. Cuando su madre
 logró arrancarlo del lugar, el niño continuó volteando su cabeza para
 mirar al artista. Esto se repitió con otros niños. Todos los padres, sin
 excepción, los forzaron a seguir la marcha.
 En los tres cuartos de hora que el músico tocó, sólo siete personas se
 detuvieron y otras veinte dieron dinero, sin interrumpir su camino.. El
 violinista recaudó 32 dólares. Cuando terminó de tocar y se hizo
 silencio, nadie pareció advertirlo. No hubo aplausos, ni
 reconocimientos..
 Nadie lo sabía, pero ese violinista era Joshua Bell, uno de los mejores
 músicos del mundo, tocando las obras más complejas que se escribieron
 alguna vez, en un violín tasado en 3.5 millones de dólares. Dos días
 antes de su actuación en el metro, Bell colmó un teatro en Boston, con
 localidades que promediaban los 100 dólares.
 Esta es una historia real. La actuación de Joshua Bell de incógnito en el
 metro fue organizada por el diario The Washington Post como parte de un
 experimento social sobre la percepción, el gusto y las prioridades de las
 personas. La consigna era: en un ambiente banal y a una hora
 inconveniente, ¿percibimos la belleza? ¿Nos detenemos a apreciarla?
 ¿Reconocemos el talento en un contexto inesperado?
 Una de las conclusiones de esta experiencia, podría ser la siguiente: Si
 no tenemos un instante para detenernos a escuchar a uno de los mejores
 músicos interpretar la mejor música escrita, ¿qué otras cosas nos
 estaremos perdiendo?
Enviado por:
Dr. RAFAEL HERNANDEZ
FOTO: El violinista Joshua Bell
Fuente: Merengala

Read Full Post »

Pena de Muerte

De acuerdo a informaciones recogidas en los medios de comunicación de nuestro país, hasta el dia de hoy, han muerto en manos de sus parejas o ex-parejas, nada menos que la escalofriante suma de, 185 mujeres, por violencia con ellas.

Acabo de leer un artículo de mi blog preferido merengala, escrito por el maestro (para mi) de la farándula, el Sr. Joseph Cáceres, titulado: ¿Por qué tanta violencia contra la mujer?, y luego de concluir su lectura, me surgió el siguiente planteamiento: Pena de muerte contra los hombres que se determine hayan asesinado una mujer, en violencia contra ella.

Caramba!!!, y es que en mi escrito pasado, me refería a una parte de lo que está pasando actualmente contra la mujer, y ciertamente podemos comprobar que esta situación se nos esta “saliendo de las manos”, porque cada día son más los casos en los que una mujer se ve envuelta en violencia contra ella, y lo peor del caso es, que las autoridades competentes, no estan tomando el “sarten por el mango”.

Hace unos dias, mientras conversaba con una persona muy cercana a mi, me contaba, respecto a problemas que esta teniendo con su ex-esposo, y tomó la decisión de asistir a la fiscalía en busca de ayuda, por problemas con él, de amenazas de muerte, violencia psicologica, y por lo último que le hizo, robarle todos los instrumentos de su escuela de música, como una manera de presionarla y hacerle la vida “imposible”,  ya que ella se dedica a impartir clases de música.

¿Ustedes saben cuál fue la respuesta que recibió en la fiscalia a la cual visitó?, que hasta que no haya indicios de violencia física contra ella, ellos no pueden hacer nada.

¿Se imaginan ustedes lo que esto significa?.

Yo por mi parte no quiero seguir escribiendo respecto a esto, porque si lo hago, pienso que me voy a extralimitar, pero por el momento, no pido más nada que la PENA DE MUERTE de todo hombre que se compruebe que ha sido el causante de la muerte de una mujer, por violencia contra ella.

Repito, no pido absolutamente más nada, que la PENA DE MUERTE contra aquel hombre que se compruebe que ha dado muerte a una mujer, por violencia contra ella.

Read Full Post »

¿Qué pasa con los hombres?

De un buen tiempo a esta parte de la actualidad, hemos recibido un sin número de noticias, que dan cuenta que muchas mujeres han sido maltratadas por sus parejas, o por hombres que en el algún momento fueron parejas de esas mujeres, entre esos casos hay muchos, en los que muchas de esas mujeres han caido asesinadas de manos de esos hombres.

En el dia de ayer mientras escuchaba uno de mis programas radiales favoritos como lo es, Voces Propias, por la Z101, llamó poderosamente mi atención, un comentario que hiciera una de sus conductoras, específicamente la señora Patricia Solano, donde ella decía, que el tribunal que trabaja con los caso de denuncias de violencia intrafamiliar, todos los lunes de cada semana, comienza el dia, con más y más denuncias de violencia.

Y yo me pregunto ¿qué pasa con los hombres?, ¿se estan perdiendo los valores?, ¿ya no es la mujer para muchos hombres, ese ser sublime, que es la mitad de la población y quizás más, y la madre de la otra mitad, lo más importante?, ¿es necesario demostrar nuestra hombría, maltratando, golpeando, humillando o vejando a una mujer?.

He tenido la experiencia, de poder conocer casos muy cercanos a mi, en donde mujeres han sido maltratadas, ultrajadas, violentada su integridad fisíca y moral, su autoestima tirada por la más sucio del suelo, y permitanme decirles, que mi experiencia no ha sido la más agradable.

Sentirse impotente, sin poder hacer nada, para rescatar a esa mujer que está en el hoyo, es la experiencias más aberrante que puede vivir un hombre, que tiene claro lo que  es valorar una mujer.

Cuando me decidí a escribir esto, pensé en muchas cosas vividas, de las cuales, ganas no me faltaron para compartirlas con ustedes, pero preferí gurdarmelas como hasta ahora lo he hecho, es mejor así.

Eduquemos a nuestros hijos, enseñandoles a valorar a la mujer. A las hembras, enseñémosle, a que ellas como mujer tienen un valor incalculable, que nadie, absolutamente nadie, tiene el derecho de hacerlas sentir menospreciadas, irrespetadas, maltratadas, usada u humillada.

Y  a los varones, vamos a transmitirles, que las mujeres se valoran y se respetan, no sólo por ser seres humanos, sino por ser mujer.

Read Full Post »

¿Por qué duele tanto la verdad?

¿Por qué duele tanto la verdad?, si lo correcto es, que todo lo que nos digan sea la verdad, y nada más que la verdad.

Lamentablemente los seres humanos por naturaleza nos gusta (y me incluyo porque soy ser humano, no porque me guste que me mientan)que nos dibujen pajaritos en el aire, aunque sean de mentiras, pero no nos gusta que nos digan la verdad tal cual como es.

Hoy, revisando mi correo, me he encontrado con esta lectura que quise compartir con ustedes y a la vez expresarles mi parecer

Espero que cada uno de ustedes pueda sentir lo que sentí cuando la leí.

 

¡Diga la verdad!

Reflexiones - ¡Diga la verdad! 

Una maestra de escuela dominical una vez le dijo a su clase de adultos: “El próximo domingo voy a dar una lección muy importante. Quiero que todos lean el capítulo 17 del Evangelio de San Marcos anticipadamente”. Los alumnos asintieron.

El domingo siguiente la maestra les dijo: Por favor, los que leyeron el capítulo 17 del Evangelio de San Marcos levanten la mano. Casi todos la levantaron.

Entonces la maestra dijo: “Es muy interesante. El Evangelio de San Marcos tiene sólo 16 capítulos. Pero al menos sé que mi lección va a dar en el blanco. Hoy voy a enseñar sobre lo que dijo Jesús de mentir”.

Quizá el mayor castigo por mentir no sea que una persona sea agarrada mintiendo, sino el castigo “escondido” para un mentiroso es que nunca realmente cree lo que dice otra persona.

¡Diga la verdad! A la larga sufrirá menos bochornos y será más saludable emocionalmente. Aunque el decir la verdad le traiga dolor temporal, Dios honrará su valor y le bendecirá por hacer lo correcto.

El problema con decir la verdad a medias
es que se está apto para que le descubran.

Proverbios 19:5
El testigo falso no quedará sin castigo, y el que habla mentiras no escapará.

Fuente: El libro devocionario de Dios para las Mujeres, Editorial Unilit.

Decir la verdad, es una de las armas más poderosas con la que podemos contar, aunque sea a largo plazo.

Decir la verdad, no es romper el corazón a otra persona, sino, mantener fuerte una relación, aunque esa persona a quien le hayas dicho la verdad, se aleje de ti, pero por la verdad, no porque le hayas mentido.

Decir la verdad, no es para todo el mundo, ni para decirla, ni para recibirla.

Decir la verdad ante todo, es la mejor decisión que podemos tomar, porque aunque como dice la lectura, es dolorosa, solo será momentaneo, porque el dolor que provoca, será pasajero, pero cuando mientes, la herida que causas, es para siempre, aunque aparente haberse olvidado.

He perdido a muchas personas que se han acercado a mi vida, por haberles dicho la verdad, pero no me arrepiento, porque yo no soy de los que esconde lo que siento, cuando lo siento, y los que me conocen y se han quedado cerca de mi, lo saben.

Digamos la verdad!!! aunque duela

Read Full Post »