Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20/08/08

Cuando nos llega el amor, a veces ni siquiera cuenta nos damos, cuando cupido nos visita, lo hace sin nuestro consentimiento, simplemente llega, entra en nuestro corazón, nos flecha y zassss!!!, estamos atrapados. Eso nos pasa cuando nos enamoramos, pero…..¿y cuándo ese amor se ve lacerado por la “distancia”, por los obstaculos, por los caminos con direcciones diferentes? ¿qué pasa?

Pues todo cambia, lo que antes era un nerviosismo (vernos y no hablarnos, solo vernos), esa sensación de lo prohibido, de lo amado, pero no tocado, de tu fragancia, de tu sonrisa, de tus gestos, de tu caminar…..Hoy te ví dos veces, la primera, me quedé esperando poder verte de cerca, y cuando levanté la cabeza para saber si estabas, ya habías dado la espalda y habias salido, y la segunda vez, estuviste ahí, pude percibir tu olor desde que llegaste, y fue el destino, porque ya no estaba en mi horario, pero por cosas del destino yo estaba ahí, y llegaste, no me diste el frente en ningún momento, es posible que sí me hayas visto u observado, pero ni cuenta me dí si lo hiciste, yo por mi parte, mantuve mi posición para confirmar el título de esta entrada, necesitaba verte para confirmar que era verdad lo del final, y sí, es verdad.

Leí tu entrada, porque siempre leo tu espacio (ya no lo haré más), y no puedo negarte que mis ojos se llenaron de lágrimas cuando terminé de leer “The End”, no lo podía creer, sé que conversamos, y te dije a medias, cuales eran mis planes y actué y hablé con sinceridad, sí, no estas incluida en mis planes, porque los mismos significan un cambio del cual dependerá mi futuro, y desde la posición en la que estas, no puedo incluirte, mi deseo es que así fuera, pero no puedo incluirte, y ahora más que nunca, te juro, que quiero que sea más rápido de lo que pudiera ser.

Este es nuestro destino, Dios lo ha querido así, porque EL sabe cuando nos conviene lo que nos da, voy a recordar todos los momentos que vivimos, TODOS, ninguno se me va a olvidar, todos y cada uno son especiales en mi vida, todos tienen un toque especial, porque ninguno se parece a otro, aquel lugar donde nos encontrabamos, aquel, “el mirador”, sí, ese mismo, dentro de la ciudad, y sin salir hacia ningún lado en especial, la pasabamos muy bien, donde muchas veces estuvimos y pasabamos por desapercibidos, pero estabamos ahí, donde para cualquier otro inmortal era un lugar común y corriente, pero para nosotros era lo más hermoso que podíamos encontrar.

Aquella esquina donde nos dimos un primer beso, aquella esquina simple y corriente, pero que para mi será recordada para el resto de mis dias, no te “picaba” el ojo, simplemente estabas nerviosa, como yo.

Hoy te ví, y es verdad, el final ha llegado.

Te deseo todo lo mejor, en mi corazón ocuparás un lugar especial y nadie, absolutamente nadie, lo ocupará como tú.

Es verdad, el final ha llegado, y me duele aceptarlo, pero es verdad,………el final ha llegado.

Necesitaba verte para creerlo, y es verdad, el final ha llegado

Adios.

Read Full Post »