Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26/04/08

Cuando venimos a este mundo, después de haber pasado por un proceso de fertilización, creación, formación, desarrollo y crecimiento, ya tenemos todo lo necesario para pasar a formar parte de una nueva vida, llegamos sin el más mínimo conocimiento de donde estamos, quienes somos, para que estamos aquí, cual es el proposito, no sabemos absolutamente nada, pero a medida que va pasando el tiempo, vamos aprendiendo, vamos conociendo nuestro alrededor, nos familiarizamos con nuestro entorno, con los rostros que vemos todos los dias, madre, padre, hermanos, pero no sabemos quienes son, ni la diferencia que existe entre ellos y lo que son para nosotros.

A medida que los días transcurren, los meses, iniciamos un proceso de transformación en nuestro cuerpo, nuestros órganos, nuestro físico.

Ahora bien, el proceso por el cual decidí escribir esta entrada, es específicamente por uno que no lo percibimos, cuando se da en nosotros, sino más bien, es un proceso, que es no abstracto, no se huele, no se observa, no se escucha, no se saborea, pero sí tiene un impacto en nosotros, porque se sienten y son: Los Sentimientos.

Los sentimientos, desde mi punto de vista, es aquella sensación que nos deja pasmado, cuando es por amor, que nos deja sin respiración, cuando es por tristeza, que nos hace continuar, cuando es por alegría y satisfacción por algo obtenido, que no podemos creerlo, cuando sucede algo a nuestro alrededor que no lo esperabamos, y así sucesivamente, pero ¿Qué son realmente los sentimientos?, ¿Cuál es el proceso a lo interno de nuestro cuerpo, para que podamos percibir que estamos siendo impactado por un sentimiento?, ¿Qué provoca que querramos?, ¿Qué provoca que en un determinado momento podamos sentir: Alegría, tristeza, pena, orgullo, amor, paz, tranquilidad, amistad, hermandad, respeto, admiración, entre otros?

¿Llevamos dentro un “relojito” o una “campanita” que nos marca o nos toca, cuando algún sentimiento se apróxima?, es algo inexplicable, o es posible que sí, que ciertamente tenga explicación, pero yo particularmente prefiero, aunque deseos no me faltan de saber la razón, pero prefiero quedarme sin saber que son los sentimientos.

Prefiero seguir viviendo con la sensación que producen los sentimientos, pero lo que sí les puedo asegurar es, que no aceptaré, un sentimiento que provoque en mi, deseos de no continuar, deseos de desmayar ante lo que me he propuesto, deseo de hacer un alto en el camino y cambiar mi rumbo, por el camino incorrecto, deseos de no decir lo que siento cuando no lo siento, o sea, mentir, si lo que siento es verdadero, lo externaré como la mejor sonrisa o la mejor satisfacción que provoca en mi, un verdadero sentimiento de paz, amor, alegría, cariño, respeto, admiración.

Los sentimientos son para disfrutarlos, no dejemos que nos abrumen, que nos amarguen la vida.   

  

Read Full Post »